martes, agosto 21, 2012

Cuidando la memoria

Este escrito ya fue publicado en el Facebook, ahora lo hago en mi Blog. El próximo día 21 de setiembre es el Día Mundial del Alzheimer.
Luis Fernández
Barcelona, 23.10,2011
Cuidando la memoria

"Veredas era una ciudad pequeña donde todos se conocían y sabían de sus virtudes y maldades. En la parte alta vivía una dama por la que no pasaban los años, como Fausto de Goethe parecía haber hecho un pacto con el diablo. Era de mediana estatura pero esbelta pero con las curvas suficientes para llamar la atención. Todos los días, sobre
las nueve y media de la mañana jóvenes y no tan jóvenes se juntaban en una pequeña plaza por donde ella seguro pasaría camino de la única iglesia del pueblo, no se sabe muy bien si daba gracias o pedía favores o ambas cosas.
De pronto el murmullo se tornó silencio y todos miraron en la misma dirección, hacia el otro extremo de la calle de Santa María la Mayor, y alli estaba ella que avanzaba erguida en sus diez centrimetro de color negro y faldilla ajustada azúl marino blusa blanca y rebeca de un celeste precioso y bolso perfectamente conjuntado. Y conforme pasaba todos giraban la cabeza para mirar y admirar su atractivo personal, y es que su piel era de un moreno trigueño y ojos verdoso que nadie se atrevían a mantener la mirada no más de unos segundos lo suficiente para que ella le regalara una leve sonrisa que todos aceptaban como un cumplido, pues sabían que eso era lo máximo que conseguirían, para ellos era la Amada Imposible.
Cuando salía de la Iglesia se dirigía a un café que estaba en la plaza Mayor esquina General Atienza. Pero ese día sería distinto, tanto que cambiaría su vida para siempre. Al entrar, al fondo del salón allí estaba él, un hombre de mediana edad, muy guapo y abogado que había venido a pleitear por unas lindes que en los pueblos agrícolas suelen ser motivos de discordias y a veces de tragedias. Al verlo, ella supo que era la persona que tantos años había esperado, motivo por el cual la gente supo que todos los días visitaba a un santo muy especial para ella. El al verla sintió un pellizco en el estómago y balbuceando unas palabras la invitó a sentarse..." Y con esto comienza esta historia que ha sido un sueño que escribo para que no se me olvide nunca...Nunca? Si Mamá, tu no te acuerdas porque tuviste el Alzheimer..pero te la contaba cuando ya no recordabas nada y esta noche la he soñado. Tu eres la dama de Veredas, Maricielo, y Pedro que se enamoró de ti en el bar del pueblo..Siempre estaréis en el recuerdo porque mis hijas ya saben tu historia y se la contaran a sus hijos y ellos a los suyos...Y siempre permaneceréis en la memoria de nuestra familia..! Continuará!!! Feliz domingo!!!
"